revista roast méxico
https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/tecnologia.png

Café y tecnología, dos experiencias que los amalgaman

Los viajes en el tiempo y la invención de la webcam son dos experiencias que amalgaman café y tecnología #LaExperienciaLlamadaCafé


miércoles 02 de agosto | La experiencia llamada café


twitter share facebook share


Los viajes en el tiempo y la invención de la webcam son dos experiencias que amalgaman café y tecnología #LaExperienciaLlamadaCafé

 

Por: Jaime Coello Manuell

 

La musa que inspiró la Webcam

 

Sin ser algo extraordinario sino una simple máquina de goteo eléctrica (de esas que queman el café debido a su plancha térmica de metal), la cafetera del Trojan Room de la Universidad de Cambridge es, quizá, la más famosa de Internet. Y es que no hay musa más potente que ésta en toda la WWW, incluso por encima de la de Java, y para prueba está la hazaña realizada por sus caballeros en su honor: la invención de la Webcam (cómo cambian los tiempos, habrá que ver si Lanzarote del Lago, Tristán o Gawain la tuvieron tan fácil).

En 1991, la cafetera estaba en el pasillo, justo fuera del llamado Trojan Room en el sótano del Laboratorio de Cómputo de Cambridge. Las normas dictaban que quien se acabara el aromático debía cargar la máquina de nuevo y dejar extrayendo la siguiente tanda de néctar negro. Pero no. Siempre hay rebeldes. Así que Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky, quienes compartían una oficina del tercer piso, un buen día se hartaron de bajar al sótano y encontrar la cafetera vacía. Pensaron cómo resolver su problema y desarrollaron un protocolo cliente-servidor para conectar una cámara con las computadoras personales de Stafford-Fraser y Jardetzky; éste transmitía una imagen de 128x128, cada segundo y en escala de grises, del estado de la cafetera. Así sabrían quién incumplía con la recarga y si valía la pena bajar al sótano; incluso, poniendo un poco más de atención podrían saber cuando estuviera listo el aromático y conseguir un poco de ambrosía antes de quemarse toda dentro de su jarra de pírex.

 

 

Ronald Mallet y La máquina del tiempo

 

Tan sencillo como llevarse una taza a la boca, saltamos de la experiencia llamada café de programadores de Cambridge a una en donde café y tecnología se amalgaman en el ámbito de la física en su máximo esplendor: agujeros de gusano, gravitación, hoyos negros, rayos láser y las partículas cuánticas.

 

 

"Digamos que tienes una taza de café y una cuchara. El café es el espacio vacío, y la cuchara es el rayo láser circulante. Cuando remueves el café con la cuchara, el café –o el espacio vacío- se retuerce. Supón que echas un terrón de azúcar en el café. Si el espacio vacío estuviese retorcido, serías capaz de detectarlo observando el movimiento de una partícula subatómica alrededor del espacio."

 

Ronald Mallett

 

 

Esta cita es esclarecedora en sí misma, su análisis arroja luz sobre cierta área del conocimiento humano a oscuras por años. Pero se vuelve aún más impresionante cuando uno se entera de lo que habla: construir una máquina del tiempo real y funcional. Ronald Mallet es un físico estadounidense, catedrático en la Universidad de Connecticut y miembro de la Sociedad Americana de Física, quien a los 10 años vio morir a su padre, un muchachón de 33 años que perdió la vida cuando sufrió un infarto cardiaco fatal. Al poco de esta desgracia, el pequeño Ronald tuvo la suerte de leer una adaptación a cómic de la célebre novela de H.G. Wells, La máquina del tiempo; entonces supo qué haría con su vida: consagrarla a construir una máquina del tiempo para regresar al pasado y salvar a su papá… Lo sé, cuando leí por primera vez de Mallet me dio la impresión de estar frente a la biografía de Tony Stark, Bruce Wayne o algún otro súper héroe de algún mundo proveniente del cómic. Y un hombre de ciencia de este calibre es a quien se le ocurre como materia para su ejemplo sobre el vacío, física cuántica y viajes en el tiempo, ni más ni menos que nuestro amado café… ¿Cuántas tazas beberá al día? Me pregunto mientras les comparto un documental que National Geographic dedicó a las investigaciones de Mallet, que disfrutes La máquina del tiempo.

 

 

colaborador
Jaime Coello Manuell
Poeta, catedrático de ciencias de la comunicación y periodismo en la UNAM, estudia y escribe sobre la industria y cultura alrededor del café desde el año 2000.

REGRESAR






Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.