revista roast méxico
https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/cafe_yoga.png

Cómo ser feliz usando el café como yoga

¿Quieres saber cómo ser feliz usando el café como yoga? La experiencia llamada café puede ser tu camino hacia la iluminación.


miércoles 15 de marzo | La experiencia llamada café


twitter share facebook share


¿Quieres saber cómo ser feliz usando el café como yoga?

 

Por: Jaime Coello Manuell

 

Lo que todo apasionado del café debe saber sobre yoga.

 

Justo hoy, justo aquí en medio del desierto, cuando parece realidad un espejismo que me lleva a creer que no queda nada a lo cual se puede uno aferrar, es momento de regresar a los orígenes de los tiempos, al principio de las cosas. Por lo menos habremos tenido momentos con la vista perdida en el horizonte, buscando de la mente propia, como pareciera decirnos con su silencia y sus tonos grises y violetas la silueta de la fotografía de arriba. India, en ese in illo tempore, como el océano, regresa una y otra vez a las costas de nuestro Mundo, es un referente valioso, manantial de pueblos, tradiciones y fes.

El pensamiento de esta tradición es rico en conceptos, pero sólo cuatro son indispensables para entender su cosmovisión, es decir su entendimiento del funcionar del Mundo. La ley de causalidad universal o karma es uno de ellos, la ilusión cósmica de la existencia o maya es otro, el nirvana o el ser puro y último es un tercero, y la forma de librarse de la causalidad para escapar a la ilusión y acceder a este ser, o yoga, es el cuarto. Son fundamentales porque son conceptos transversales a todos los pueblos y religiones de aquel manantial. Yoga es el método o el camino que sigue el ser humano para liberarse de maya y de las ligas producidas por karma. En términos prácticos, yoga sirve para designar las técnicas de ascesis y métodos de meditación. La palabra <<yoga>> proviene de la raíz indoeuropea <<yuj>>, que aglutina significados como: "ligar", "mantener agarrado", "enganchar", "poner bajo el yugo". Es curioso, porque la palabra religión, tiene también el mismo sentido en su origen, mantener ligado, agarrado, etc. Esta nueva ligazón que produciría la fe, en el caso de la religión, o de la técnica o metodología, en el caso del yoga, tiene como contraparte el corte de las ligaduras que mantienen al individuo cercano a la realidad que lo rodea y a su pasado, en tanto que éstas  no le permiten unirse al nirvana.

Por supuesto, existe un tratado "canónico", el Yoga-sutra escrito por Patañjali en el siglo III a.C., de este texto emanan casi todas las variedades de yoga, pero, en realidad, prácticamente cualquier actividad puede devenir yoga, justo como el canal de You Tube El Arte de Vivir Colombia, nos explica en un video de menos de 3 minutos, publicado en junio de 2016.

 

 

 

 

No tienes que ser un experto en yoga para ser feliz, ¿te gusta el café?

 

Cómo ser feliz usando el café como yoga. He visto a muchos de ustedes, mientras sacan algunos granos y escudriñan las variaciones en su color y temperatura, o mientras compactan y extraen ese mismo grano; pero también en el campo, en el beneficio, las actividades alrededor del cafeto y de sus "soldaditos" inciden en los ciclos circadianos, son consideradas para establecer la hora de la comida y los elementos de ésta. Y ¿acaso quien vende aromático no está también sujeto a una rutina que es, simplificando, la suma de una serie de técnicas y metodologías para conseguir un objetivo? En otras palabras, cada proceso específico alrededor del grano de café puede ser un yoga distinto. Todas son actividades orientadas a la consecución de objetivos que, aunque pueden variar en la rutina, siempre se pliegan a la autoridad proveniente de la calidad de los resultados del proceso en particular; y esto es una característica común a las distintas fases que sufre el aromático antes de ingresar a la más íntima entraña del consumidor final. 

 

El yoga también produce estados de éxtasis, trances que se pueden prolongar tanto como dure la práctica. Y es relevante porque justamente un estado de este tipo es lo que la ciencia expone como la felicidad, una especie de fluir en donde uno siente ser plenamente, libre de necesidades y ataduras, un estado en donde te ligas, te atas, al ser puro, último y trascendental o como quiera que la fe personal nombre tal cosa. Mihaly Csikszentmihalyi ha centrado su vida académica en el estudio este tipo de experiencias, él las llama "flujo" o "flow", y se pueden describir sucintamente como "un placer espontáneo mientras se desarrolla una tarea"; pero este placer es satisfactorio al punto que el individuo está dispuesto a realizarla aún sin la recompensa externa; o dicho de otro modo: aporta lo necesario para sentir que la vida propia es digna de ser vivida. Así las cosas, la actividad del tostador, del barista, del beneficiador o de quienes cultivan el cafetal, cada una de ellas pueden transformarse en un yoga con el poder de producir felicidad para quien practique su arte con seriedad y camine sabiendo que cada paso es principio y fin en sí mismo, que no hay destino sino viaje…

 

El Instituto de PNL de Uruguay compartió en su canal de YouTube una charla TED interesantísima en la cual, el mismo Csikszentmihalyi, en persona, explica durante casi 20 minutos qué es el estado de flujo o flow, disfrútala con calma que no tiene desperdicio.

 

 

 

 

NOTA: Si eres un clavado de los temas culturales, como yo, puedes disfrutar la lectura de Yoga Inmortalidad y Libertad de Micea Eliade.

colaborador
Jaime Coello Manuell
Poeta, catedrático de ciencias de la comunicación y periodismo en la UNAM, estudia y escribe sobre la industria y cultura alrededor del café desde el año 2000.

REGRESAR






Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.