https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/cafe_esclavitud.png

Cómo el café de especialidad combate la esclavitud

En épocas como la nuestra, el café comercial puede significar llanto y dolo, entérate cómo el café de especialidad combate la esclavitud mientras disfrutas la experiencia llamada café.


miércoles 29 de marzo | La experiencia llamada café

twitter share facebook share


En épocas como la nuestra, el café comercial puede significar llanto y dolo, entérate cómo el café de especialidad combate la esclavitud mientras disfrutas la experiencia llamada café.

 

Por: Jaime Coello Manuell

 

Un secreto que asusta sobre el café comercial

 

Debido a su efecto sobre el estado de ánimo, al néctar negro se le han colgado muchos "milagritos", por ejemplo que alrededor de una taza de néctar negro se gestó y organizó la Revolución Francesa, como puede leerse en el enlace. Quizá sea mucho atribuir sólo a una sopa, por muy psicoactiva que sea, el origen de un levantamiento armado. Pero no es la única insurrección atribuida al aromático, también sucedió en el mundo árabe que se incendiaron edificios públicos por el cierre de los Cafés de entonces. Incluso se llega a achacarle la instigación de las independencias de Haití y Estados Unidos, y se da a entender que fue "el organismo" detrás del Motín del Té y de la única revolución de esclavos con éxito en la historia… Parece un poco exagerado, pero es que el café comercial, en el sentido más amplio del término, no es algo que se tome a la ligera.

Pero sí hay cosas terribles en el mundo del café. Si se considera que es el producto más comerciado en el Mundo, sólo por debajo del petróleo (un commodity que, se dice, va de salida) y, por lo tanto existe una cantidad de intereses económicos y, debido a la ubicación del cinturón del café, geopolíticos. Por ejemplo, la historiadora colombiana Diana Uribe atribuye la llegada del café a Brasil como la causa del retraso de la abolición de la esclavitud, en aquella tierra, por 80 años. Pero, ¿en realidad está abolida la esclavitud?, ¿qué dimensiones tiene este modo de producción criminal en nuestros días? Quizá el artículo de Valeria Saccone Esclavitud en Brasil, un triste récord en la octava economía del mundo de elconfidencial.com nos de una idea. Pero las malas condiciones laborales en la producción del café comercial, no sólo se padece en Brasil, esto es una realidad para toda Latinoamérica, los países asiáticos y las plantaciones en África… En su canal oficial de YouTube, Noticias Telemundo publicó el 17 de julio de 2016 una investigación cuya realización les tomó de ocho meses, en ella se pone al descubierto la explotación infantil durante la cosecha cafetalera en Chiapas, México. En el video que te comparto, el primero de una serie de cinco, alrededor del minuto 4:45 la periodista pregunta a una madre: "¿Tú crees que los niños deban trabajar?" ella contesta: "Pero así es, en Guatemala así es…" Míralo, compárteme tu opinión y platiquemos al respecto.

 

 

 

 

Café de especialidad, paladín de la justicia

 

Porque la esclavitud y explotación no es exclusiva de la producción cafetalera, esta se extiende a todos los ámbitos del comercio y, en ocasiones, determina por completo el modo de producción dominante. Una vez establecido lo anterior, toca hablar de lo verdaderamente importante del café de especialidad, su impacto en la vida de las personas y cómo el café de especialidad combate la esclavitud. ¿Qué se puede decir de éste tipo de aromático? Su rasgo principal es la calidad, de hecho es de lo que se trata y la industria lo proclama a los cuatro vientos pero, en la taza, ¿dónde está esa calidad en el café de especialidad o, al menos, cómo me doy cuenta? Hay varios indicadores, primero podemos notar su trazabilidad, esto significa que de cada grano se conserva gran cantidad de datos que nos cuenta su biografía: qué tipo de suelo nutrió a su cafeto, cuánto sol lo apapachó durante su maduración, a qué altura sobre el nivel del mar estuvo su hogar; quiénes lo piscaron y cuánto ganan por ello, cómo fue la separación de su mucílago, cuál la curva de su tostado y el perfil de sabor en taza que se perseguía con ésta… Información que nos permite ver quiénes están detrás del néctar negro con el que honramos nuestro estómago y más aún, cuál es su calidad moral, cuál el límite de su afán de ganancia y cuán explotados quienes trabajan los granos. No exagero, un verdadero café de especialidad tiene información y testimonios que amparan la veracidad de dicha información; las fincas y parcelas en donde se cultivan los verdaderos cafés de especialidad se encuentran expuestas al escrutinio no sólo de autoridades e inspectores, sino de tostadores, baristas, chefs y consumidores, todos interesados en el aromático de ese particular origen y, también, de otros productores deseosos por seguir el ejemplo de quien procura este tipo de calidades. Redunda el cuidado tan cercano, tan cariñoso a la planta en un trato digno y justo con los trabajadores. ¿Cuál es el resultado de todos estos cuidados en el mismo productor quien los brinda? Orgullo, nadie que invierta tanto tiempo deseará que pase sólo en la intimidad, ¿a quién le interesa esconder el verdadero amor?

 

 

El café libera

 

 

En otras palabras, para los trabajadores empleados en la producción del café de especialidad, ésta clasificación es un eficaz antídoto para evitar la esclavitud ahí, en el cafetal… No es poca cosa, y no he hablado de su sabor o aroma, ni he dicho que la experiencia cuando pruebas café de especialidad por primera vez es como si bebieras el néctar negro por primera vez y descubrieras su verdadero sabor, ya no te dará lo mismo una taza de café comercial porque sabrás que el aromático debería saber y oler a paraíso; así como aquel quien siendo miope, mira el mundo a través de unas gafas graduadas de forma adecuada para sus retinas: lágrimas de alegría son lo más elocuente para expresar la emoción de que el mundo puede verse con claridad, como nunca antes.

 

En cierta forma, es lo que experimenta Winston, el personaje principal de la novela distópica de George Orwell, 1984, cuando un día al regresar a su departamento se apodera de su nariz un perfume delicioso, de lo que él llama "café verdadero", para mi, "café de especialidad", y aunque Winston conoció de joven el verdadero aromático, su nariz y paladar están acostumbrados al "Café de la Victoria", un sustituto de café que puede imaginarse como lo peor del café comercial; está a punto de abrir la puerta y, de pronto:

 

"Del fondo del pasillo llegaba un aroma a café tostado — café de verdad, no café de la Victoria —, un aroma penetrante. Winston se detuvo involuntariamente. Durante unos segundos volvió al mundo medio olvidado de su infancia. Entonces se oyó un portazo y el delicioso olor quedó cortado tan de repente como un sonido."

George Orwell

 

EXTRA: Si sólo conocías La rebelión en la granja de Orwell, te dejo un cortometraje de animación, dura casi 8 minutos, está en inglés y subtitulado en español, aquí se explica y cuenta la trama de 1984, aún si ya leíste la novela, disfrutarás del video.

 

 

 

 

colaborador
Jaime Coello Manuell
Poeta, catedrático de ciencias de la comunicación y periodismo en la UNAM, estudia y escribe sobre la industria y cultura alrededor del café desde el año 2000.

REGRESAR

Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.