Anúnciate en Revista Roast México
https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/chemex.png

Cómo una cafetera se convirtió en símbolo mediático

La elegancia de la Chemex fascina. Veamos cómo una cafetera se convirtió en símbolo mediático #LaExperienciaLlamadaCafé.


miércoles 07 de junio | La experiencia llamada café


twitter share facebook share


La elegancia de la Chemex fascina. Veamos cómo una cafetera se convirtió en símbolo mediático #LaExperienciaLlamadaCafé.

 

Por: Jaime Coello Manuell

 

Inventor, químico y con buen gusto

 

Además de las máquinas de espresso, quizá sea el legado de Peter Schlumbohm, el sistema de filtrado que patentó en 1941 o, como mejor se le conoce, el método de extracción Chemex, la cafetera con mayor impacto en la cultura estadounidense del café. Un joven alemán, pero veterano de la Primera Guerra Mundial, decide probar suerte en la academia, renuncia a su herencia familiar para pedir sólo el importe de las colegiaturas y demás gastos mientras quiera estudiar; y se lo concedió la familia Schlumbohm. Luego de obtener su doctorado en química por la Universidad de Berlín, se muda a Estados Unidos en 1936, cuando ese país aún sufre los efectos de la Gran Depresión y en su tierra, Hitler consolida su poder con la creación de la alianza que dará lugar al eje Berlín-Roma-Tokio y las “olimpiadas nazis” donde triunfó Jesse Owens.

Luego de más de 300 artilugios inventados y patentados y, más de una docena de sus "beutilities "(un neologismo acuñado por Schlumbohm para unir "belleza" y "utensilio") con lugar en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York, en plena Segunda Guerra Mundial, este inmigrante alemán dedicado a la comercialización de sus creaciones, logra la independencia económica con la invención de una cafetera. La estética es evidente, el diseño está profundamente influenciado por la escuela Bauhaus, cerrada por el régimen nacionalsocialista unos años antes; pero lo importante en verdad para obtener el elíxir aromático que caracteriza la taza obtenida con este método es su grueso filtro de papel, significativamente distinto de otros.

 

Estética y cultura extraídas en cafetera

 

En realidad, sin importar la ambrosía que produce, es su belleza como objeto la característica clave para posicionarla como una cafetera vinculada al mundo de la cultura. Por ejemplo, un personaje sinónimo de sofisticación, tanto en su propio mundo ficcional como en la cultura popular es James Bond y, al menos en eso, estarán de acuerdo los fans y quienes detestan al espía británico. En la novela de 1957 de Ian Fleming, Desde Rusia con amor, se establece que el 007, cuando se encuentra en Londres, prefiere beber un café “fuerte” (lo que quiera que esto signifique), con ciertos granos cuyo origen no se menciona y que compra con su tostador de confianza, muy cerca de su hogar, y preparados en Chemex

Y una década después, en el drama romántico hollywoodense de 1969 dirigido por Peter Yates, John y Mary, vemos a los jóvenes protagonistas, Mia Farrow y Dustin Hoffman, conocerse en un bar, atraerse mutuamente y pasar una noche “romántica”. A la mañana siguiente, mientras desayunan, comienzan a conocerse más allá del sudor, la saliva y el deseo… Es en este momento, cuando ambos se comienzan a desnudar emocionalmente y a compartir con el otro quiénes son en verdad cuando hace su aparición la bella Chemex, primero por ausencia y después ya en primer plano, luciendo toda su estética al punto que casi puedo oler ese paraíso aromático.

 

 

Cómo una cafetera se convirtió en símbolo mediático

 

Peter Schlumbohm muere en 1962 y muy poco después, la relevancia de Chemex se ve arrollada por las cafeteras eléctricas, el confort, la producción automatizada fue el contrincante que derrotó, al menos entonces, la belleza de esta cafetera debido al empuje de la comodidad, del progreso de las superautomáticas. La imagen la mantuvo viva y el café de especialidad la valoró. En las décadas de 1960 y 1970 la Chemex sólo aparece en la pantalla, del cine o de la mente, precisamente por su belleza y utilidad, convirtiéndose poco a poco en una opción fotografiable y lucidora frente al resto de las máquinas de café, que salvo la napolitana y algunas de espresso, no resaltan especialmente por su propuesta estética; pero en la vida cotidiana, en la preparación diaria de néctar negro se abandona. El arte del diseño rescata del olvido a la Chemex antes de que la industria mundial del café de especialidad voltee hacia su filtro magnífico.

 

Bob Dylan y Allen Ginsberg

 

Uno de los movimientos culturales, literarios más relevantes de mediados del siglo XX en Estados Unidos es la Generación Beat, caracterizado por una actitud desafiante para el pensamiento estadounidense de mediados del siglo XX, por colocarse al margen y desde ahí, autoafirmarse. Sus integrantes son naturalistas, ecologistas, parias, justo como en ese momento se ha colocado a la Chemex. A la Generación Beat se le puede vincular con esta bella cafetera cuyo método, manual por completo, contrasta con la tendencia de ese momento. Así se propone luego de mirar con atención la foto de Douglas Gilbert (la cual acompaña este texto y tomé de aquí), en ella se observa al cantautor Bob Dylan celebrando su cumpleaños con el poeta mayor de dicho movimiento, Allen Ginsberg en la cocina de un amigo mutuo, Albert Grossman. Al fondo, a la derecha se puede apreciar una clásica Chemex, aún con aromático pero ya sin el filtro. Y sí, es el mismo Bob Dylan, la estrella del… ¿Rock?, a quien se le concedió el Nobel de Literatura 2016 y, por supuesto, le ha dedicado versos y notas a la experiencia llamada café. El siguiente es un video de su canción One more cup of coffee (Una taza más de café), incluye la letra tanto en inglés como en español. Este track se incluye en su álbum de 1976, Desire; es un gran ejemplo de cómo el aromático nos acompaña de maneras que sólo la historia personal puede aquilatar, que la disfrutes.

 

 

colaborador
Jaime Coello Manuell
Poeta, catedrático de ciencias de la comunicación y periodismo en la UNAM, estudia y escribe sobre la industria y cultura alrededor del café desde el año 2000.

REGRESAR

Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.