Anúnciate en Revista Roast México
https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/India1.png

El café en India: una historia compleja y un futuro prometedor

El cultivo de café comenzó mucho antes que el de té, principalmente en el norte de India


miércoles 24 de octubre | Columnas


twitter share facebook share


Por: Anamika Ghosh

 

Mullayanagiri [mool-ya-na-gi-ree] es un trabalenguas no sólo para las personas que no hablan ninguno de los cuatro idiomas que podemos encontrar en los cinco estados del sur de India, sino incluso también para la mayoría de pobladores de este país que no están familiarizados con la región.

A una altura de 1,930 metros, Mullayanagiri es la montaña más alta en el estado de Karnataka, al sudoeste de India, en el distrito de Chikmagalur. Este pico forma parte de la cadena montañosa Baba Budan, que a su vez pertenece a los aún más grandes Ghats occidentales. Los nombres Chikmagalur y Baba Budan encuentran eco entre la mayor parte de la población de la India por su asociación con el café y un clima saludable.

Chikamagalur, el menos conocido y pintoresco pueblo de la colina, se convirtió en el primer lugar en India en cultivar café, del que se tiene registro, cuando éste llegó desde Yemen y se introdujo en estas laderas entre finales y mediados del siglo XVII. Según la historia, un ermitaño de la India llamado Baba Budan trajo de contrabando a esta región siete granos de café provenientes del pueblo de Mocha en Yemen.

 

 

Posteriormente, Baba Budan plantó estos granos en las colinas de Chikmagalur. Nadie sabe con seguridad qué tanto ni qué tan bien crecieron estos granos extranjeros en el tiempo subsecuente, pero el cultivo de café se desarrolló con seriedad durante el siglo XVIII por los empresarios británicos, quienes convirtieron los bosques de la India meridional en plantíos comerciales de café.

De hecho, el cultivo de café comenzó mucho antes que el de té, principalmente en el norte de India. Este es un dato más o menos desconocido, puesto que India es percibida como un país consumidor de té y cuenta con excelentes jardines de té en Darjeeling, Bengala y Assam. 

El café se estableció como cultivo comercial durante el cambio que tuvo lugar durante el siglo XIX y fue exportado a Europa, a través de Londres —afirma Anil Bhandari, presidente de India Coffee Trust, una organización sin fines de lucro que promueve el consumo de café—. A comienzos de la década de los cuarenta, el café arábica de India, o café Mysore como se le conocía en aquél entonces, se había establecido en el mercado europeo y poseía una marca propia. Sin embargo, la segunda guerra mundial y la pérdida del mercado europeo durante esta fase ocasionó que la marca única de café Mysore desapareciera de la mente de los consumidores”.

 

 

El café que crece en los bosques de India, el sexto productor más grande de café a nivel mundial, lo hace bajo las espesas copas de los árboles en los Ghats occidentales, considerados patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO, además de uno de los lugares más importantes del mundo en cuanto a biodiversidad.

En la temporada 2016-2017, India produjo 5.5 millones de costales de café. La mayor parte del café del país se cultiva en los tres estados del sur: Karnataka, Tamil Nadu y Kerala, seguidos por Andhra Pradesh y Telangana, el que era parte de Andhra Pradesh hasta hace poco. 

Cerca del 65% del total de la producción proviene de Karnataka, mientras que Tamil Nadu contribuye con el 15%, aproximadamente, y Kerala aporta alrededor del 20%. Se ha estimado que existen más de 210,000 productores de café en la India, la mayoría de los cuales son pequeños terratenientes con parcelas de más o menos dos hectáreas. 

Al igual que en la mayoría de los países productores, India procesa el café tanto mediante el método de lavado (húmedo) como mediante el proceso natural (seco).

 

 

India es reconocida por su café único cultivado bajo la sombra. Las dos especies comerciales importantes, la arábica y la robusta, se cultivan bajo una espesa sombra que se considera contribuye al perfil de sabor de café en el café, junto con otros factores que influyen como los monzones, las especias que crecen alrededor del café y la variedad de fauna que se desarrolla junto a él. 

Dentro de este ambiente de biodiversidad en crecimiento, la mezcla de vegetación impide la erosión de la tierra y las hojas que caen se descomponen para convertirse en nutritivo humus, lo que contribuye a la conservación del ecosistema del bosque. El arábica que se cultiva en la región selvática de la India es único en sus propiedades y buscado por su sabor y características, dado que crece en terrenos más elevados.

Cada vez más, la industria está cambiando hacia prácticas de cultivo sustentables y más estados han adquirido la certificación por parte de Rainforest Alliance-UTZ y Fairtrade. El interés por el café orgánico también se encuentra en crecimiento, especialmente aquel cultivado en tierras tribales, que representan el 42% de la zona cafetalera de la India. En estos lugares el café se maneja mediante métodos tradicionales, con frecuencia orgánicos.

 

 

La mayor parte del café de India se exporta a Europa, Japón y el Medio Oriente, y sin embargo, muchos consumidores globales permanecen sin conocer las complejidades y la calidad que puede ofrecer un buen café del sur de este país. El nombre “Café de India” sólo se utiliza como una indicación de su origen a nivel de exportación, cuando los empaques se envían desde India hacia su país de destino. 

El café de la India, el pergamino y cereza robusta en particular, continúan teniendo buena demanda entre compradores italianos —dice Ramesh Rajah, presidente de la Coffee Exporters Association de India—. Es preocupante la caída en la producción de arábica debido a los precios extremadamente bajos que prevalecen en el mercado internacional, así como el reciente daño causado por la inundación, que aún se continúa evaluando”.

El estricto control de la calidad y de las designaciones de grado por parte de India Coffee Board, una agencia que pertenece al gobierno de India, garantiza que únicamente se exporten los mejores y más aromáticos granos de café cosechados a mano.

El apoyo al sector cafetalero local se origina no sólo desde el India Coffee Board, sino también desde cuerpos sin fines de lucro tales como India Coffee Trust, quienes están trabajando para fortalecer e intensificar estos esfuerzos.

India Coffee Trust es el resultado de un consenso general entre los actores de la industria del café en India para crear una organización sin fines de lucro que discuta y promueva el café en India—dice Bhandari—. Ayudarlo con el objetivo de lograr un alcance mundial más amplio y lograr la visibilidad  de los magníficos cafés de India cultivados bajo la sombra es la meta del Indian Coffee Collective. Juntos, nuestra principal encomienda es promover los cafés cultivados bajo sombra de la India y su larga historia con el humilde grano color marrón.

Con la finalidad de generar conciencia sobre la preservación y promoción de valores de la cultura del café en India, el India International Coffee Festival, organizado en conjunto con India Coffee Trust e India Coffee Board, tuvo lugar en Bengaluru en enero de 2018. Durante los cuatro días, el evento atrajo a más de 5,00 visitantes locales, nacionales  e internacionales. 

El siguiente festival está programado para 2020. El tiempo dirá dónde estará el café de India para ese entonces. 

 

 

Anamika Ghosh

Anamika Ghosh es el director de estrategia y operación para el Indian Coffee Collective, con base en Bangalore, India. A lo largo de dos décadas, Gosh ha estado a cargo de varias fases de estrategias de comercialización, desarrollo empresarial, investigación y creación de marcas en todos los segmentos de la industria con el fin de ayudar a arrojar luz sobre un mercado en acelerada evolución y sobre las dinámicas que guían dichas trasformaciones. 

 

colaborador
Revista Roast
Revista técnica bimestral dedicada al éxito y crecimiento de la industria de cafés especiales.

REGRESAR

Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.