https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/wbc2017_1.png

Los secretos del campeón

Arnon Thitiprasert visitó México para compartir conocimientos y experiencias con baristas mexicanos.


viernes 06 de julio | Reportajes

twitter share facebook share


Arnon Thitiprasert, campeón mundial de Arte Latte 2017, visitó México para compartir conocimientos y experiencias con baristas mexicanos.

 

Por Raúl Castro-Lebrija

 

A juzgar por los tatuajes, los aretes y el atuendo en color negro, uno pensaría que está en presencia de un cantante de rock. Pero, lejos de eso, Arnon Thitiprasert es un barista con 11 años de experiencia —que calcula haber servido 1 millón de tazas de café— así como el propietario de cuatro cafeterías en su natal Tailandia y, próximamente, dos más en Singapur.

Más todavía. Es el Campeón Mundial de Arte Latte 2017, luego de que sus impresionantes dibujos sorprendieran a los jueces de la competencia internacional reunidos en Budapest, capital de Hungría.

"Siempre había querido venir a México", comenta en entrevista. "Es una cultura muy fuerte".

 

 

—Y además de la cultura ¿qué te parece el café mexicano?

Yo sirvo café mexicano en mis tiendas. Ofrecemos a nuestros clientes café de diez orígenes distintos y uno de ellos es mexicano, de Chiapas.

 

Arnon Thitiprasert visitó México para ofrecer un taller de Arte Latte a baristas nacionales.

"He participado cuatro veces en la competencia internacional y he visto baristas mexicanos, jueces mexicanos, y todos han sido muy amables conmigo. Además creo que es parte de tu responsabilidad como campeón mundial transmitir tu conocimiento. Así que es una muy buena oportunidad para retribuir, compartir lo que hago o mis experiencias en mis tiendas", detalla.

Una de sus principales enseñanzas es que la industria del café forma parte de algo más grande, que es la industria de la hospitalidad. El Arte Latte representa entonces un puente para comunicarse con los clientes que son, finalmente, para quienes se trabaja.

Es decir, el café debe ser bueno pero el buen trato a la gente, llamarlos por su nombre, ofrecerles una experiencia agradable y un buen momento, es algo que no tiene precio.

"Si servimos un buen café pero además tiene una buena presentación, los clientes pueden sentirlo", asegura.

Dicen que, para alguien que tiene hambre de aprender, el conocimiento está en todas partes. Y de ahí su visión: "Uno no necesariamente aprende de los mejores. A veces alguien que no sepa nada puede darte una lección y por eso prefiero, más que enseñar, compartir mis experiencias".

 

 

—¿Qué te parece el nivel de los baristas mexicanos?

—Creo que tienen muy buen potencial. Son buenas personas, tienen buen corazón y eso es lo más difícil de enseñar. Las habilidades están ahí. Pero tal vez lo que se requiere es un mayor impulso de toda la industria. Ustedes tienen buen café, buenos baristas pero, para que el mundo los reconozca, deben tener mayor presencia internacional y estar unidos.

 

—¿Cuál ha sido tu principal recomendación?

—Para ser honesto, he visto muchos jueces mexicanos pero no muchos baristas. Al haber jueces mexicanos sería más fácil que los baristas aprovecharan para mejorar y tener un mejor ranking internacional. Entonces, mi recomendación es que se unan y aprovechen también ese conocimiento para saber qué áreas trabajar al participar en las competencias internacionales y que México califique mejor.    

"Si servimos un buen café pero además tiene una buena presentación, los clientes pueden sentirlo".

 

 

La entrevista completa:

 

 

colaborador
Revista Roast
Revista técnica bimestral dedicada al éxito y crecimiento de la industria de cafés especiales.

REGRESAR

Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.