revista roast méxico
https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/art6.png

¿Qué es un cold brew coffee?

El famoso cold brew coffee o café preparado en frío es la versión más suave, más dulce de esta famosa bebida. [vía AMCCE]


jueves 19 de enero | Artículos


twitter share facebook share


¿Por qué razón es popular? La idea es simple: al infusionar los granos de café molido en agua fría durante 8 a 24 horas, así se obtiene un concentrado de café sin notas amargas, ya que estas vienen de los aceites que liberan las altas temperaturas. El resultado final es un café más dulce, 75% menos ácido y menos cafeínado.

 

Hace poco más de 50 años, un ingeniero químico de la Universidad de Cornell, Todd Simpson, inventó un dispositivo de plástico llamado Toddy para infusionar agua fría con granos de café molido, esto hace que el café mantenga todas sus propiedades. Así nacería una de las versiones más frescas de la famosa bebida.

 

Aunque todo empezó gracias al invento de Simpson, actualmente su preparación no depende ya de ello y puedes prepararlo en casa, solo necesitarás agua, café molido y un filtro o una prensa francesa. Una taza de agua fría y 1/3 de taza de café molido y se deja reposar a temperatura ambiente de 8 a 24 horas.

 

Los granos de café contienen muchos compuestos, ciertos aceites y ácidos grasos están incluidos en éstos, y son solubles solamente a temperatura alta, el agua fría extrae los compuestos de los sabores de los granos (y algunos de la cafeína), pero deja atrás la amargura del aceite de café y el picante de los ácidos grasos. El cold brew ayuda a conservar mejor los nutrientes en una refrescante versión.

 

Para conseguir un café excelente hecho en casa y sin ayuda de máquinas, es importante saber que infusionar el café molido en agua caliente no es la única manera. Infusionar con agua frío produce un café concentrado con un grado de acidez menor que se percibe como menos amargo.

 

Este café puede conservarse en el refrigerador hasta dos semanas sin experimentar degradación, puede tanto calentarse como añadirle agua o leche caliente sin que pierda sus propiedades, pero donde alcanza su máximo potencial es al preparase un café con hielo o un granizado.

 

Receta para hacer tu propio cold brew:

 

540 ml de agua mineral a temperatura ambiente.

40 gr café natural de tueste medio, recién molido.

 

En un recipiente de cristal añade el café molido y el agua mineral, mezcla con una cuchara hasta que todo el café haya quedado humedecido, tapa el recipiente y déjalo infusionar, a temperatura ambiente y en un lugar apartado de la luz, durante 12 horas. Una vez infusionado, pasa la mezcla dos veces por un colador fino. La primera vez, sin filtro para retirar la mayor parte del café molido y, la segunda, con un filtro de papel para capturar todos los posos que hayan quedado del primer filtrado.

 

Si tienes una cafetera de émbolo, haz la infusión en ella y, pasadas las 12 horas, baja el émbolo y pasando el concentrado de café a través del colador con el filtro de papel.

 

Para utilizar éste concentrado hay que diluirlo en agua o leche. La regla más común es hacerlo a partes iguales, pero dependiendo del gusto personal se puede diluir más o menos.

 

Nota: http://www.amcce.org.mx/letras-de-cafe/post/que-es-un-cold-brew-coffee

 

REGRESAR






Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast México.