BaristaChamp BaristaChamp BaristaChamp
https://www.roastmagazine.com.mx/assets/images/2019_container.jpg

Un camino de aprendizaje: Container Coffee Roaster

Para esta barra de café algo es seguro: nunca dejar de aprender y actualizarse es sinónimo de vanguardia, como en toda profesión.


miércoles 09 de octubre | Cafeterías de especialidad

twitter share facebook share


Por Lucía Rojas

Fotografías por Juan José Sánchez

 

11 cafeterías, años de aprendizaje y pasión por el mundo del café son las raíces de Container Coffee Roaster, una barra de café ubicada al norte de México, en el número 1348 de av. Revolución, en la zona centro de Tijuana, Baja California, cerca de la frontera.

Ramón Aceves, dueño de esta cafetería, tuvo sus primeros acercamientos al café de la mano de su madre, quien toda la vida lo compró a granel en la Ciudad de México. Al concluir la preparatoria emigró a Estados Unidos donde, en una cadena grande de hoteles y con la intención de ganar más horas de trabajo, tuvo su primera oportunidad en la barra de café de un Starbucks. Entonces, todo comenzó. 

 

 

Con la emoción de un emprendedor decidió abrir la primera de 11 cafeterías que ahora sólo son un recuerdo del camino que ha recorrido. La inexperiencia fue clave para que su cierre llegara dos años después. “No era lo que es ahora, como entrenan a las personas para que realmente hagan una buena taza”, cuenta Ramón. El tiempo y otras cafeterías pasaron hasta que, con un tostador en mano, que en ese entonces no sabía utilizar, se lanzó de mochilazo con su esposa al sur de México en busca de café verde. “No conocía quién realmente vendía café, pero ya estando en esas tierras, la gente es bien linda y luego luego te empiezan a mover”. Desde ese entonces, continua comprando café verde a algunos de esos primeros proveedores.

 

 

Para entender el concepto de este proyecto hay que saber que la creatividad es parte de la vida de Ramón —“me gusta mucho el momento en que estoy construyendo el espacio para lo que voy a hacer”— y Container no es la excepción. Esta barra de café es una de sus grandes creaciones: algunas ideas previas, inspiración en otros locales y sus habilidades en construcción fueron la base para el desarrollo. Al fondo un letrero de luces led con la leyenda “Coffee Lab” y un diseño industrial como escenario. En cuanto a sabor, quienes lo visitan desde el otro lado de la frontera suelen buscar lo mexicano: Oaxaca, Chiapas y Veracruz, ya sea para tomar una taza de café o para llevarse sus granos a casa. Para los que buscan una taza diferente o de especialidad, se ofrecen granos de Etiopía, Kenia y Costa Rica. Asimismo, si de tueste queremos hablar, aquí encontraremos uno medio que, a partir de la práctica, es un tostado que les ha funcionado para preparar desde un espresso hasta filtrados. Si bien, a veces no todos los cafés desarrollan completamente sus sabores y atributos, se trata de una técnica que le ha funcionado y que logra el objetivo de hacer que se perciban las notas de los cafés mexicanos.

 

Los años le han enseñado a Ramón el secreto para hacer crecer su proyecto. El camino de su cafetería se ha ido marcando poco a poco; se trata de un negocio cimentado en la experiencia en donde todos los involucrados han aprendido que la fórmula del crecimiento es la búsqueda constante de alternativas, así como creer en los que saben más y escuchar a quienes traen nuevas ideas. Es así como Ramón nos confiesa la manera en la que él ha llegado a este lugar, siendo uno de los momentos más importantes de su negocio el día que decidió contratar a un barista que, en sus palabras, era mejor que él y que le ayudó a entrenar a su equipo. 

 

 

Aunque el viaje de Container Coffee Roaster parece corto,a tres años de haber abierto se han enfrentado a diversos retos. Entre ellos, un nuevo mercado que no es de especialidad. Gracias a su insistencia y a que “hay muchos tostadores que también están poniendo su granito de arena”, el público ha crecido en los últimos años y esto ha beneficiado a todos. Ahora las personas esperan una bebida de especialidad, “la gente va adaptándose”, afirma.

 

Por otro lado, el sentido de equipo es fundamental para esta cafetería. Sin más, toda la familia forma parte de este proyecto, así como de Tostador Red Caffe —la cafetería predecesora de Container—. Al frente 3 baristas: Ricardo González alias "Kike", Arat Quintero y Óscar Sandoval. Ramón es el encargado del tostado y de las moliendas de café, así como de algunas actividades operativas. Se les suma el contador del negocio. Para todos ellos la pasión y motivación es fundamental para, un día, ser campeones en alguna competencia, saben que el camino no es fácil y que todo es parte del proceso; “picar piedra para llegar a la final”, es la manera en que Ramón resume este camino.

 

 

Seguir estos consejos de alguien que lleva 17 años de éxitos y fracasos en la industria es un punto clave si se desea entrar al mundo del café. Ramón sabe que no todos los emprendedores tienen la capacidad de arriesgarse a perderlo todo. Asesorarse es fundamental en este trayecto, preguntarse por qué se está aquí y recordar que la idea de “porque sea una moda” nunca va a funcionar. “[En] todo México diario abre una cafetería y diario cierra una por falta de profesionalismo”, comenta con sinceridad. 

Para esta barra de café algo es seguro: nunca dejar de aprender y actualizarse es sinónimo de vanguardia, como en toda profesión. No perderse lo que está pasando ahora puede realmente cambiar el camino.

 

colaborador
Lucía Rojas
Lucía es lingüista egresada de la UAM y copywriter. Ha trabajado en la producción y corrección de textos relacionados con el café de especialidad. Actualmente es creadora de contenidos publicitarios de manera independiente.

REGRESAR

Registra tu correo para recibir más información acerca de nuestros artículos y reportajes.


Enviar


Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente las opiniones ni las políticas de Revista Roast.